como lidiar con el teletrabajo

6 Maneras de cómo sentirse motivado en el teletrabajo

En este momento, miles de personas se encuentran trabajando desde casa, y es probable que en el futuro, la oficina en casa sea la nueva normalidad para muchos profesionales. Esto significa que debemos encontrar nuevas formas de mantener la motivación y manejar nuestra carga de trabajo. 

Aquí hay algunas ideas para llevar el teletrabajo de mejor manera.

Vestir bien

Puede resultar agradable y novedoso trabajar en pijama, pero no es una buena idea seguir así. Los pijamas te hacen sentir relajado, los pantalones deportivos te animan a relajarte y a relajarte. Hacen que se sienta como irse a la cama. En cambio, es una buena idea vestirse adecuadamente (y no solo de la cintura para arriba para las videollamadas).

Ponerse ropa de trabajo más bonita, peinarse y verse profesional puede hacer que entre en el “modo de trabajo” y se mantenga motivado en lugar de tener la tentación de ir a dormir una siesta.

Mantenga las plantas cerca

Las vistas de la naturaleza nos ayudan a ser más creativos y relajados. Son mucho más agradables a la vista y proporcionan un buen entorno de trabajo. Es posible que desee incluir plantas en la configuración de su oficina en casa para que sea más cómodo.

Muchas plantas requieren poco mantenimiento y no requerirán demasiado esfuerzo para mantenerse vivas, pero marcarán una diferencia real en cómo se siente mientras trabaja.

Mantenlo limpio y sin distracciones

Un entorno desordenado puede distraer. Nos hace más difícil concentrarnos y requerir más tiempo (¿cuánto tiempo te llevará encontrar ese documento o ese papel)? Un escritorio limpio le ayuda a sentirse más en control y le anima a concentrarse en su tarea. Sin embargo, tener un entorno claro también se aplica más allá del escritorio. Supongo que quiere trabajar en un espacio diseñado para este propósito.

Trate de encontrar un espacio en el que se sienta bien, y que no implique que los miembros de la familia pasen constantemente, laven los platos o aparezcan para hacer una pregunta cada cinco minutos.

Tomar descansos

El hecho de que esté trabajando desde casa no significa que tenga que estar pegado a la pantalla. De hecho, tomar descansos cada hora para estirar las piernas o tomar un poco de agua puede aumentar su productividad. Solo asegúrate de que los descansos no sean demasiado largos.

Puedes aprovechar al máximo estos momentos haciendo algo físico, como dar un paseo corto o hacer algunos ejercicios. Es una buena idea alejarse de la computadora para darle un descanso a sus ojos.

Mantente en contacto con tus compañeros de trabajo

Mientras trabaja desde casa, es fácil sentirse aislado de sus compañeros. Sin embargo, es muy importante mantenerse en contacto y encontrar formas de interactuar con ellos. Envíe un mensaje, únase a una reunión, haga una videollamada o participe de otras formas que le recuerden que no está trabajando solo.

La conexión social puede hacer que te sientas mucho más motivado para hacer el trabajo que necesitas y también puede crear oportunidades para pedir ayuda y apoyo si lo necesitas. Encuentre oportunidades para participar en redes sociales con sus compañeros de trabajo y conózcalos un poco más.

Establece límites claros

Es fácil dejar que nuestro trabajo se apodere de nuestras vidas cuando trabajamos desde casa. Los límites entre lo personal y lo profesional se vuelven borrosos, y podría ser más fácil quedarse hasta tarde haciendo un proyecto o responder correos electrónicos hasta altas horas de la noche. Después de todo, siempre estás en la “oficina”. Sin embargo, esta es una mala estrategia a largo plazo. Puede provocar agotamiento, estrés, fatiga y más.

Establecer un límite claro entre el tiempo de trabajo y el tiempo en casa es la mejor estrategia para hacer que esta configuración sea sostenible. Tiene derecho a desconectarse del trabajo y relajarse, y debe establecer cuándo lo hará. Tal vez no esté disponible una vez que baje a las 6 o 7, o tal vez no responderá a los correos electrónicos durante el fin de semana a menos que sea una emergencia.

Establecer límites te convierte en un mejor trabajador a largo plazo, así que no te sientas mal por hacerlo.

Escribe un comentario