hacer la cama

Empezar a hacer la cama es el principio de grandes cambios

Seguramente hayas escuchado que si quieres avanzar en tu vida y empezar a tomar grandes cambios, debes empezar primero por hacer la cama.

Y si.. es totalmente cierto. ¿Pero por qué tanta importancia a algo que es tan básico? Muchas veces el problema es eso, “que es básico” y que lo damos por hecho o no le damos la importancia suficiente debido a que es algo normal y del día a día. Sin embargo, si nos paramos a pensar, hacer la cama a diario nos permite a empezar organizar nuestro día.

Vamos a ver diferentes razones de por que empezar a tener en cuenta este hábito, así como la importancia de este tema.

¿Cómo es que algo tan insignificante como hacer la cama puede darte el impulso para cambiar el mundo?

Empieza mejor el día

Puede parecer insignificante, pero está comprobado que por el hecho de hacer la cama una vez que te despiertas, te permite empezar el día con mejor ánimo que si no lo hicieses.

Te da una cierta sensación de logro y organización, que te acaba contagiando al resto de tareas. Dicen que por algo hay que empezar, ¿Por qué no empezar por esto? Aunque parezca tan sencillo, hay que crear el hábito, y mantenerlo y verás que los cambios y los ánimos vienen solos.

Además aquellas personas que hacen la cama son más productivas y toman mejores decisiones en su vida, tanto a nivel personal como profesional. ¿Que curioso que haya tantas cosas detrás de algo tan simple como hacer la cama, no?

En el libro “El poder de los hábitos“, Charles Duhigg nos explica muy bien el poder que tiene este pequeño hábito en muchos aspectos de nuestra vida. !Sin duda alguna, te recomiendo leerlo!

hacer la cama
¿Por qué hacer la cama? www.gestionatutiempo.com

Dormirás mejor

¿Que mejor que llegar a tu cama y que esté bien ordenada y limpia? Hacer la cama por las mañanas, nos permite disfrutar de este pequeño momento al llegar a la cama para irnos a dormir.

Ayuda de manera considerable a conciliar el sueño, por lo que si sufres de este tipo de problemas, puede ser una buena opción para poder conseguir dormir de manera rápida.

A todos nos ha pasado alguna vez que llegamos a casa después de un día duro de trabajo en que lo único que quieres hacer es dormir. Sin embargo, llegas y ves que está hecha un desastre y que tienes la ropa tirada por todas partes… por lo que acabaremos durmiendo de forma desganada y con los ánimos por el suelo.

Piensa cuando vas a un hotel y ves la cama hecha y ordenada, te entran ganas inmediatamente de meterte y dormir, aunque no tengas sueño.

Te define

Podemos decir que existen dos tipos de personas (respecto a este tema), por una parte aquellos que hacen la cama y por otra parte los que ni se les pasa por la cabeza. Vamos a ver como es cada persona y que le caracteriza en función de este pequeño hábito.

SÍ HACE LA CAMA

Suelen ser personas organizadas y con un propósito en la vida. Además suelen tener su objetivos claros y con grandes capacidades de adaptación. También son personas muy productivas tanto a nivel personal como laboral, y finalmente saben cual es el verdadero éxito de la vida y como mejorar su estado de ánimo de manera más fácil.

NO HACE LA CAMA

Si en el anterior caso se trataba de personas super productivas y con grandes posibilidades de tener éxito en su vida, ¿en este caso será todo lo contrario? No en todo, pero sí en la mayoría de los casos, y además no se puede aplicar a todo el mundo.

Aquellas personas que no hacen su cama por lo tanto suelen ser personas desorganizadas y pasivas. No tienen sus objetivos claros y dejan que la vida decida donde y a qué parte llevarles. No saben tomar decisiones y por lo tanto no tienen un enfoque de lo que realmente quieren.

Este pequeño hábito define el tipo de persona que eres.

hacer la cama

EN DEFINITIVA, MEJORA TU VIDA

Parece mentira que algo tan sencillo e insignificante puede tener tantos beneficios en tu vida. Vamos a ver otras razones por cuales tienes que empezar a tener en cuenta este hábito desde ya.

Reduce el estrés

Piensa en la paz que te da el ver tu cama limpia y organizada. Esto ayuda a reducir el nivel de estrés y a mejorar tu estilo de vida.

Mejora la convivencia

En el caso de que no vivas solo, hacer tu cama, va a mejorar las relaciones con las personas con las que vives. Mejora la convivencia tanto en pareja como con amigos o familia.

Aumenta satisfacción

Hacer la cama hace que te sientas bien contigo mismo. Aumenta el sentimiento de orgullo y de logro que te permite a seguir alcanzando otros pequeños objetivos a lo largo del día.

Escribe un comentario