cosas que la escuela nunca te enseñará

7 cosas que la escuela nunca te enseñará y que deberían de hacerlo

Dependemos de las escuelas para que nos enseñen muchas cosas que nos proporcionen los conocimientos básicos para navegar por la vida y el mundo. Si bien obtenemos parte de esta información, hay una gran cantidad de datos y habilidades básicas que las escuelas siempre no nos transmiten, a pesar de que nos servirían igual o mejor que saber que las mitocondrias son la fuente de energía de las células.

1.Cómo lidiar con los matones

En la escuela, a menudo nos encontramos con acosadores por primera vez y, desafortunadamente, en muchos lugares, esta situación no se maneja correctamente. De niños, es posible que nos dejen enfrentar a nuestros agresores una y otra vez y nos castiguen si respondemos.

El consejo más común es “simplemente ignorarlo”, pero eso no siempre funciona. Podríamos aprender a soportarlo o enfrentarnos a que estamos solos con nuestro trauma pero no a cómo manejarlo de manera efectiva.

Descubriremos que el acoso no se detiene una vez que dejamos la escuela. Podríamos encontrarnos con acosadores en entornos sociales, en el trabajo, en la universidad y en más lugares. Es importante aprender a manejarlos, estableciendo límites, retrayéndose y, lo más importante, trabajando en nosotros mismos.

Cuando nos mejoramos a nosotros mismos y mejoramos nuestras propias inseguridades, podemos darles menos munición a los acosadores y hacer que sea menos probable que nos ataquen. Trabajar para desarrollar una confianza genuina puede ser una buena manera de protegerse contra los acosadores, entre los muchos otros beneficios que tendrá para nosotros.

2.Finanzas

Las escuelas no suelen enseñar cómo administrar las finanzas y las complejidades relacionadas con todos estos temas. Sin embargo, las finanzas son increíblemente importantes. Necesitamos saber qué hacer y qué evitar, cómo mantenerse a flote, cómo ahorrar dinero y cómo invertirlo.

cosas que la escuela nunca te enseñará

El aprendizaje nos permite tomar mejores decisiones financieras, evitar endeudarnos, resolver nuestras crisis y mucho más. ¿Qué debemos aprender para la gestión financiera? Podemos empezar con lo básico. 

Mantener y administrar un presupuesto puede ayudarnos a comprender nuestros ingresos y la forma en que gastamos. Tener un presupuesto mensual nos permite evitar compras impulsivas y utilizar solo el dinero que tenemos.

El ahorro también es útil y debemos encontrar formas de incorporarlo a nuestras vidas. El ahorro puede protegernos de situaciones y gastos inesperados, además de brindarnos un colchón si queremos probar algo nuevo o salir de una situación rápidamente.

3.Conocimientos prácticos y habilidades del día a día.

Lograr la autosuficiencia es importante y una gran parte de esto es poder manejar las actividades diarias, ya sea cocinar, limpiar, arreglar un inodoro o cualquier otra cosa. Puede que no hayamos aprendido esto en la escuela, pero aún tenemos la responsabilidad de entenderlo.

No solo puede ahorrarnos dinero, sino que también puede ayudarnos a sentirnos más en control, mejor equipados para manejar problemas críticos y menos propensos a dejar que los problemas escalen. Hoy en día, aprender a gestionar las actividades diarias es más fácil que nunca: Internet está lleno de tutoriales y consejos.

4.Cómo lidiar con el fracaso

Las escuelas castigan el fracaso. Nos enseñan a evitarlo a toda costa y, a menudo, no nos ayudan a reconocer la importancia de los errores para nuestro progreso general. Aprendemos a evitar u ocultar nuestros fracasos, no a afrontarlos. 

En la vida, es posible que debamos aceptar el fracaso como una opción válida y centrarnos en las lecciones que puede traer.

¿Qué haríamos diferente la próxima vez? ¿Qué es lo más importante que podemos sacar de esta situación? Es importante permitirnos fallar con tanta frecuencia como sea necesario.

cosas que la escuela nunca te enseñará

5.La salud mental importa

Otra cosa que rara vez se enseña en las escuelas es que nuestra salud mental es fundamental y que debemos cuidarla. 

En general, se espera que sacrifiquemos nuestra salud mental en aras de buenas calificaciones. Sin embargo, eso no es sostenible. 

Necesitamos aprender a practicar el cuidado personal: administrar nuestro horario de sueño, tomar descansos, mantenernos a nosotros mismos, etc. Desarrollar y cultivar prácticas específicas, como la autocompasión, la gratitud, el altruismo y más, puede ser una buena forma de mejorar nuestra salud mental, y se pueden practicar a través de sencillos ejercicios diarios, como llevar un diario o ayudar a los demás.

6.Socialización y creación de redes de contactos

Una escuela puede brindarnos los conocimientos teóricos que necesitamos para crecer profesionalmente, pero no siempre brinda el apoyo práctico que necesitamos. 

¿Cómo se hace una carta de presentación? ¿Cómo se supera una entrevista de trabajo? ¿Cómo trabajas en red? Algunas escuelas brindan consejos obsoletos o no brindan ningún consejo, por lo que tenemos que aprender sobre la marcha.

cosas que la escuela nunca te enseñará

Necesitamos entender cómo construir redes, cómo influir en las personas, cómo comunicarnos, cómo decirle a nuestro jefe que algo no va bien. Estas habilidades también son importantes para nuestra carrera, por lo que también debemos aprenderlas.

7. Establecimiento de objetivos y gestión del tiempo

Las escuelas establecen metas para sus estudiantes y esto puede hacer que algunas personas se sientan perdidas después de que se vayan. 

Necesitamos aprender a encontrar nuestras propias metas. Algo que ayuda mucho a desarrollar nuestra autonomía. La gestión del tiempo es otra habilidad que las escuelas a menudo no nos enseñan.

De hecho, a menudo aprendemos malos hábitos, como hacer la tarea el día antes de la fecha prevista. 

Necesitamos saber cómo fijar plazos y cumplirlos, cómo aprovechar al máximo nuestro tiempo, y todas estas habilidades que nos permiten utilizar nuestro tiempo de la manera más productiva posible.

Escribe un comentario