como-motivar-a-otras-personas-www.gestionatutiempo.com

¿Cómo motivar a otras personas a conseguir sus objetivos?

Conocer a cada uno

Todos somos diferentes, y es por ello que si realmente se quiere ayudar a alguien, ya sea para para conseguir un trabajo, lograr crear hábitos saludables o aconsejar sobre un tema determinado, hay que empezar por conocer su personalidad.

Motivar a otras personas tiene numerosos beneficios, pero hay que saber como hacerlo. Suele ser habitual para los líderes (en general) o para los trabajadores que cuentan con un equipo, el tener que motivar a sus empleados para la consecución de los objetivos comunes del proyecto implicado. Pero para ello, hay que empezar por la motivación individual y personal, para finalmente lograr buenos resultados.

Es por ello que voy a seguir una serie de recomendaciones sobre como llevarlo a cabo, utilizando de referencia los puntos más importantes que aparecen en libros de liderazgo y gestión de equipos.

¿Por qué es importante?

Como decía antes, si eres manager, encargado, supervisor, etc, es obligación el tener que motivar a tu equipo para alcanzar los objetivos del proyecto. Sin embargo, no tiene por qué aplicarse solamente en el ámbito profesional. Ayudar y motivar a otras personas, debería de ser fundamental en nuestro día a día, pero para ello es importante que nosotros primero lo estemos. Si no nos sentimos bien con nosotros mismos es muy difícil que podamos ayudar al resto.

Es por eso que hay que empezar por nosotros, a empezar a cambiar nuestros malos hábitos, por otros que te aporten más energía y felicidad en tu día a día. A conocer nuestro propósito, ya que es el principal motor para mantener nuestra actitud y enfoque para lograr nuestros objetivos.

Y finalmente, a aprender a dejar las preocupaciones de lado. Somos humanos, por lo que hasta la persona más positiva del mundo, tiene sus problemas y momentos tristes, y aveces no depende de nosotros. Sin embargo, lo que si está en nuestras manos es la actitud con la que afrontamos esta situación.

Una gran persona atrae a grandes personas y sabe cómo mantenerlas juntas

Tipos de personalidad

Este punto está muy relacionado con el primero, y es la importancia de conocer la personalidad y la forma de ser de las personas que queremos ayudar.

Cada persona es un mundo y tiene una personalidad diferente, por lo que vamos a ver qué los 4 tipos de personalidad más comunes.

Cuatro perfiles Comportamentales

tht.company

Podemos diferenciar entonces, por una parte, racionales y emotivos y por otra parte activos o “pausados”. No hay uno mejor o peor, son diferentes y hay que adaptarse a cada uno, teniendo mayor dificultad en unos que en otros.

Hay que tener muy en cuenta estas personalidades cuando queramos ayudar a alguien así como la forma de hacerlo. Así, si queremos motivar a una persona dentro de la personalidad “Perfil Amarillo”, hay que tener en cuenta de que se trata de una persona social, optimista y carismática, en que la mejor forma de motivarla es mediante la simpatía, el entusiasmo y proporcionarle cierta flexibilidad.

Aunque no es tan sencillo la teoría como aplicarlo en la vida real, es importante tenerlo en cuenta como una base.

Métodos generales para motivar a otras personas

Escuchar y comprender.

Fundamental para entender a las personas que nos rodean y básico para saber por donde empezar para ayudar y motivar.

Mostrar aprecio

Muestra aprecio hasta por las pequeñas cosas. A todos nos sienta bien que reconozcan nuestro trabajo. Puede hacer aumentar la productividad y energía de una persona de 0 a 100 por el simple hecho de felicitarte por lo bien que está haciendo las cosas.

Mediante el ejemplo

¿Que mejor que motivar a otras personas usando tu ejemplo? Como sabes, es más importante lo que haces que lo que dices, y más aun que ambos conceptos coincidan. Mediante el ejemplo podemos motivar a miles de personas, sobre todo si se trata de una persona de éxito e influyente.

Delegar

Delegar tiene numerosos beneficios, tanto para quien lo hace como para que lo recibe. Cuando un encargado, decide delegar ciertas actividades sobre una determinada persona podemos apreciar varios beneficios:

  • Motiva a la otra persona, al transmitirle que confía en el y al aumentar su responsabilidad.
  • Beneficia a quién delega, en el sentido de que le permite disponer de mayor tiempo para otras cosas más importantes.
  • Es un claro ejemplo de una relación win-win.

Recordando la importancia del ahora

Es fundamental para cualquiera que quiere aumentar su productividad y así como para motivar a otras personas. Sirve tanto a nivel personal como a nivel profesional.

Cree en el hoy, no en el ayer ni en el mañana.

Quizás si empezamos a aprovechar cada momento de nuestra vida como si fuese el último, podremos alcanzar todos los objetivos y cosas que nos propongamos en un menor tiempo.

Hay que recordar la importancia del ahora, ¿Quien sabe si mañana seguirá todo igual? Piensa sobre ello, estoy seguro que te ayudará a mejorar la forma de ver las cosas.

Si vives cada día de tu vida como si fuera el último, algún día realmente tendrás razón

Steve Jobs

Escribe un comentario