La importancia de ESCUCHAR

Escuchar es una de las habilidades más valiosas que pueden existir. No todo el mundo tiene la capacidad de escuchar activamente. Sin embargo, todos sabemos hablar, todos sabemos contar historias, todos sabemos dar opiniones… Por ello te voy a explicar la importancia de escuchar activamente a las personas que nos rodean.

Si eres una de esas personas que cuando te cuentan algo, directamente cambias los papeles y contestas con, “pues a mi me ha pasado tal”, “pues a mi si me gusta” ,”pues a mi me gustaría hacer tal cosa”, déjame decirte que no estás escuchando, no estás aprendiendo y no estás mostrando respeto por esa persona que está confiando en ti para hablar contigo.

Escuchar es amar.

Escuchar es más que estar oyendo, escuchar es una habilidad, una capacidad, y una ventaja. Escuchar no solo se hace con los oídos, si no también con los ojos y con tus expresiones tanto faciales como corporales. La mayoría de nosotros nos centramos en hablar de nuestros problemas, de lo que nos gusta, de nuestra vida, pero no nos paramos a pensar si hemos escuchado a toda la gente que nos rodea o si solamente estamos oyendo…

A veces solo queremos hablar, pero no nos damos cuenta de que esta forma no estamos aprendiendo. Muchas veces nos centramos en nosotros y no en la gente que nos rodea.

Te traigo 4 razones por las que deberías de empezar a ESCUCHAR más.

Aumenta nuestro conocimiento

Como te decía antes, cuanto más escuches más posibilidades tienes de acabar aprendiendo cosas nuevas. Es por ello que tienes que recordar la importancia que tiene y recordarlo a menudo.

El arte de la escucha efectiva es esencial para una comunicación clara, y una comunicación clara es necesaria para la gestión de éxito.

Vas a aprender mucho más con lo que escuchas que con lo que dices. No estoy hablando de saber escuchar en aquellos seminarios, clases, conferencias, etc… Hay que saber escuchar hasta al desconocido que te pregunta por una dirección. Puedes sacar beneficio de toda conversación, y de toda pregunta que te hagan. Solo hay que ser curioso y desarrollar la habilidad de escucha activa.

Muestras respeto

Si haces sentir a la otra persona que la estás escuchando activamente, se va a sentir valorado. Al final le estás dedicando tu tiempo para escuchar lo que dice.

Mientras estés escuchando, no le cortes ni le contestes haciendo referencia a tu persona. De lo contrario, vas a mostrar falta de respeto y no se va a sentir valorado. Es por ello que tienes que dejar a la otar persona terminar lo que está diciendo.

En muchas ocasiones nos quedamos solamente con lo que nos interesa, dando por el hecho que el resto no tiene importancia. Aquí es donde empiezan a surgir problemas en tus relaciones.

Mejora la comunicación

¿Te has preguntando alguna vez cual es el punto débil de muchas relaciones? Según diferentes investigaciones, este punto débil es el no saber escuchar. Ahora, pregúntate ¿Cuantas veces podríamos llegar a solucionar problemas, simplemente escuchando correctamente?

El poner todas tus ganas en escuchar a la otra persona, suele marcar la diferencia entre una buena charla y una que no ha servido para nada. No te enfoques solo en lo que quieres oír, si no en TODO. Ya tendrás tiempo para pensar y reflexionar sobre ello.

Si le das la oportunidad a la otra persona a contar sus experiencias, a que te cuente su día o a que se desahogue contigo, vas a demostrar que le estás dando el respeto y la atención que se merece.

Además te sentirás mejor contigo mismo, mejorarás tus relaciones de manera exponencial y harás sentir bien a la persona que está confiando en ti para contarte sus cosas.

Demuestras madurez

Sabrás si has crecido internamente si eres capaz de escuchar a la otra persona sin interrumpirla con tus problemas.

Otro de los puntos más importantes es no juzgar, de lo contrario vas hacer a la otra persona que no confíe en ti. Demuestra madurez sin juzgar comportamientos con los que no estés de acuerdo. Simplemente escucha, comprende y APRENDE. “Aprovecha” para sacar sacar conocimiento de cualquier conversación.

Haz que confíen en ti mediante tu escucha. Una vez comprendas el poder que te da, nunca dejarás de escuchar atentamente cualquier cosa que te digan. Vas a aprovechar cualquier conversación para aprender. Aprovecha experiencias ajenas para aprender. Fortalece tus relaciones. Todos queremos ser escuchados pero para ello primero tenemos que escuchar…

Comentario

  1. ArmandoG abril 10, 2020

Escribe un comentario