echar la culpa a los demás gestionatutiempo.com

¿Por que no debes echar la culpa a los demás?

Echar la culpa a los demás es muy fácil y más rápido que ver que es lo que ha pasado y por qué ha pasado. Ser responsables por nuestros actos es un deber, y por eso vengo a hablar de un tema que está muy presente en la gente de nuestro alrededor.

Historia del burro

Para eso voy a empezar con una famosa historia de un burro.

Una vez vivía una persona pobre en una casa en un pueblo. Tenía un burro, que heredó de su padre.
Sin tener idea de cómo usar el burro y ganar con él, decidió vender el burro en la ciudad. Al día siguiente empacó sus cosas y comenzó entonces su viaje hacia la ciudad.

echar la culpa a los demás gestionatutiempo.com

Por la noche, aún a kilómetros de distancia para llegar a la ciudad, el hombre decidió descansar bajo un árbol en la selva. Pero de repente se dio cuenta de que se olvidó de traer la cuerda para atar al burro, y tampoco tenía dinero para comprar uno nuevo.

A la distancia, vio a otro viajero y se acercó a él en busca de ayuda. Explicó su problema y pidió una cuerda.
El viajero dijo: “No tengo cuerdas, pero puedo sugerirle una cosa, simplemente regrese y actúe como si estuvieses atando el burro, como lo hace todos los días”.

Un poco sorprendido, fue e intentó como sugirió el viajero. Al día siguiente, después de despertarse, se sorprendió al ver que el burro todavía estaba allí. Feliz y sorprendido, se dispuso a retomar el viaje.

Trató de tirar del burro, pero el burro no se movió de su lugar. Lo intentó y lo intentó, pero no tuvo éxito.
Con frustración, volvió a acudir al viajero en busca de ayuda.

El viajero dijo: “¿Desataste al burro?” Regresó y actuó para desatar al burro. Y luego reanudó su viaje.

¿Te resultó familiar esta historia?

Siempre es más fácil echar la culpa a los demás

Siempre culpamos a nuestros padres y a la sociedad por dar excusas para que podamos permanecer cómodamente en el lado seguro de la vida. Recuerda, echar la culpa a los demás es el método más fácil, pero sin duda alguna, es lo peor que puedes hacer.

Si no hacemos algo que se debe hacer, ponemos excusas de cómo reaccionarán mis padres y qué pensará la sociedad de mí. Y al dar excusas, nos atamos a las cosas que la sociedad acepta.

Pero en realidad, si miras a tu alrededor, nadie te está impidiendo alcanzar tus sueños, para tomar acciones grandes y poco convencionales, primero debemos confiar en nosotros mismos en que “sí, puedo hacer esto”, pues cuando confías en ti mismo, con el tiempo los demás también empezarán a creer en ti.

echar la culpa a los demás gestionatutiempo.com

Cada gran paso necesita un gran sacrificio; Una vez que comiences a ver los resultados, notarás que nadie estaba realmente allí para detenerte, era solo tu mente la que no estaba lo suficientemente preparada para comenzar. Tu eras el único que tenias la culpa y así te darás cuenta de que echar la culpa a los demás no soluciona nada.

Todos en el mundo están atados solo por su propia forma de pensar; ninguna cuerda física es lo suficientemente poderosa para detenerte.

Entonces, rompa esa cuerda imaginaria y dé ese paso y confíe en sus sueños, y lentamente todo se alineará automáticamente.

“Tu pasión está esperando que tu coraje se ponga al día”.

Escribe un comentario